domingo, 9 de abril de 2017

Mira a los ojos y habla con el corazón

Me gusta la gente auténtica, la que mira a los ojos y habla con el corazón.
Me gusta la que hace las cosas desde el alma, sin competir.
Me gusta la gente sincera, la que no tiene que poner buenas caras.
Me gusta la gente que hace las cosas por los demás sin pensar en su beneficio ni en dañar a otros.
Me gusta la gente que ayuda a que seamos mejores personas.
Me gusta la gente que no entra en el juego de las envidias y las críticas.
Me gusta la gente que abraza el alma.
Me gusta la gente que vive y deja vivir.
Me gusta la gente que desmpolva las cartas del pasado y comparte su melancolía.
Me gusta la gente valiente, la que va de frente.

Leer más...

lunes, 20 de febrero de 2017

Magdalenas de Avena

Hoy toca otra variedad de magdalenas, en esta ocasión más saludables pero igual de deliciosas.
Ingredientes:

  • 200g de harina de espelta
  • 150 g de azúcar (75 g de panela + 75 g de azúcar moreno de caña)
  • 3 huevos
  • 120 g de aceite de oliva
  • 1,5 cucharadita de levadura química
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • 1/4 cucharadita de jengibre molido
  • 80 g de copos de avena
  • la ralladura de una naranja
  • el zumo de una naranja (de 2 sin son pequeñas)

Elaboración
:
En primer lugar tamizamos la harina con la ayuda de un colador, las semillas quedarán en el colador, las reservamos y añadiremos después. Añadimos la levadura a la harina, mezclamos y reservamos. 
En este momento encendemos el horno para que se vaya calentando a 180°C arriba y abajo.
Lavamos la naranja y rallamos la piel con cuidado de no llegar a la capa blanca. Reservamos la ralladura y hacemos el zumo de naranja.
Por otro lado, batimos con las varillas los huevos y el azúcar, añadimos el aceite, las especias y volvemos a batir. 
A continuación vamos incorporando poco a poco la harina, las semillas que habíamos separado y los copos de avena. Finalmente incorporamos la ralladura de naranja y el zumo y volvemos a batir.
Vertemos la masa en los moldes, la cantidad a añadir es 2/3 la capacidad del molde. Ponemos unos copos de avena por encima y una pizca de azúcar. Horneamos durante unos 20 minutos a media altura en el horno.
Dejamos enfriar en una rejilla... No por mucho tiempo porque el olor dice "cómeme".

Leer más...

domingo, 19 de febrero de 2017

Magdalenas de Chocolate

Mmmmm como huele hoy de bien la cocina tras hacer estas delicias...

Ingredientes:

  • 220 g de harina
  • 180 g de azúcar
  • 80 g de cacao
  • 1 sobre de levadura química
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • 200 ml de aceite de oliva
  • 75 ml de leche
  • 4 huevos
  • Ralladura de un limón


Elaboración:
Tamizamos la harina con ayuda de un colador, sobre la harina ya tamizada vamos añadiendo el cacao también tamizado, le añadimos la levadilura y mezclamos bien.

En este momento encendemos el horno a 190°C arriba y abajo para que se vaya calentando.

Lavamos bien el limón y lo rallamos con cuidado de no llegar a rallar la piel blanca porque amarga.

Batimos los huevos con el azúcar, añadimos el aceite y la leche, volvemos a batir. Poco a poco vamos añadiendo la mezcla de harina, batimos y seguimos añadiendo. Así hasta tener nuestra masa lista. Añadimos la canela y batimos de nuevo.

Preparamos los moldes y con ayuda de una cuchara los vamos llenando en 2/3 el molde. Le ponemos un poco de azúcar por encima y horneamos durante 20 min. Pondremos la bandeja a media altura. Una vez horneadas las dejamos enfriar sobre una rejilla.


Nos ponemos un tazón de leche y ya tenemos un desayuno o merienda rico rico.

Leer más...

sábado, 18 de febrero de 2017

Galletas de Calabaza

¿Quieres algo goloso pero saludable? A ver qué te parece esta opción...

Ingredientes:

  • 100g de aceite de oliva
  • 80 g de miel ecológica (son dos cucharadas soperas, si quieres que sean dulces deberás ponerle más)
  • 150 g de calabaza (ya hecha puré)
  • 1 huevo
  • 300 g de harina de espelta
  • 50 g de copos de avena
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • 1/4 cucharadita de jengibre en polvo


Elaboración:
Primero haremos el puré de calabaza, para ello la pelamos y quitamos las pipas, la partimos y hacemos al microondas hasta que esté tierna. Con ayuda de un tenedor la vamos chafando hasta obtener un puré. Dejamos enfriar.

Batimos el aceite, el huevo, la miel, la calabaza, la canela y el jengibre. A continuación iremos añadiendo poco a poco la harina con el bicarbonato y los copos de avena. Amasamos hasta obtener una masa homogénea. Ponemos nuestra masa en un bol, le ponemos un poco de aceite cubrimos con un paño y la dejamos reposar una media hora.
A continuación, hacemos bolitas como si fuesen albóndigas y las vamos poniendo sobre papel de hornear en la bandeja de horno dejando separación entre ellas porque crecerán. Aplastamos todo lo que podamos con la palma de la mano y horneamos a 180°C durante 18-20min. Antes de hornearlas puedes ponerle copos de avena, pepitas de chocolate o nueces por ejemplo. Las sacamos del horno y dejamos enfriar sobre la rejilla.
Leer más...

domingo, 12 de febrero de 2017

Bocaditos de Boniato

¿Quieres hacer algo delicioso para la merienda? Pues vamos... manos a la obra.

Ingredientes:

  • Batata o boniato asado
  • 2 láminas de hojaldre fresco
  • Un poquito de ron
  • Canela molida
  • Azúcar (opcional)
  • Un huevo
  • Azúcar glas (opcional)

Elaboración:

Lavamos muy bien la batata, si es muy grande la partiremos por la mitad, a lo largo. Pinchamos por la parte de la piel, envolvemos en papel de aluminio y asamos al horno, previamente precalentado a 180°C. El tiempo dependerá del tamaño (40-60 min), así que lo iremos comprobando hasta que estén tiernos.
Dejamos que se enfríen un poco, pelamos y con ayuda de un tenedor haremos un puré.
Ponemos 50ml de agua y 50 ml de ron (1/4 de vaso de cada aproximadamente) a calentar, añadimos 2 cucharadas soperas de azucar (opcional) y un poco de canela en polvo, cuando empiece a hervir apartamos del fuego y mezclamos con el puré. Y reservamos.
Extendemos una de las dos masas de hojaldre, ponemos el puré de boniato extendido homogéneamente, cubrimos con la otra masa. Cerramos a todo alrededor uniendo las dos masas con la ayuda de un tenedor. Pinchamos la parte superior con ayuda de un tenedor, pintamos con huevo batido. Marcamos con un cuchillo 16 porciones sin separarlas y horneamos a 200°C.

Una vez que esté dorada la sacamos y dejamos enfriar. 

Una vez fría la cortamos por donde habíamos marcado.
Ya está listo para servir.
Aunque si lo queremos más dulce espolverearemos con azúcar glas.

Leer más...

miércoles, 8 de febrero de 2017

Una Guarnición Diferente

¿Cansados de acompañar el pescado siempre con lo mismo? Prueba esta opción:

  • Kiwi
  • Aguacate
  • Salsa de soja
  • Sésamo
Pelamos el kiwi y el aguacate, lo partimos en dados y ponemos en un bol, añadimos salsa de soja y sésamo.
Sí, así de simple y es un acompañante perfecto para un pescado a la plancha por ejemplo.

Leer más...

viernes, 3 de febrero de 2017

Bollitos de Boniato

Las cantidades son para 10-12 bollitos aproximadamente. Estos bollitos son ideales para el desayuno o la merienda, están deliciosos hacedlos y me contáis.


Ingredientes:

  • 200 g de boniato o batata asada
  • 250 g de harina integral de espelta (se puede sustituir por harina normal)
  • 250 g de harina integral de trigo (se puede sustituir por harina normal)
  • 150 g de leche desnatada
  • 100 g de azúcar panela (se sustituir por miel, azúcar blanca, moreno…)
  • La ralladura de un limón
  • 2 huevos
  • 70 g de aceite de oliva
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de canela
  • 1 sobre de levadura de panadería seca
  • Un huevo para pintarlos
  • Copos de avena o nueces para adornarlos

Elaboración:

Lavamos y secamos el bonito. Si es muy grande lo rajaremos a lo largo, pinchamos con un cuchillo o tenedor por la zona de piel y envolveremos en papel de aluminio. Ponemos al horno a 180 – 200ºC hasta que esté tierno. Dejamos que se enfríe.

Una vez frío el boniato, le quitamos la piel, lo hacemos puré con ayuda de un tenedor.  Mezclamos con los huevos y el resto de ingredientes líquidos. Lo ideal es hacerlo con una batidora amasadora (yo uso la del Lidl, desde que me la compré la uso para todas las masas, tienen varios accesorios, uno de ellos específico para masas). Añadimos el azúcar, la ralladura de un limón, una pizca de sal y otra de canela. Mezclamos la levadura con la harina y vamos añadiendo poco a poco. Si no disponemos de amasadora ni panificadora lo haremos a mano hasta que todo esté bien integrado y amasamos un buen rato más. Si tienes duda de cómo se debe amasar en YouTube hay muchos videos que explican cómo debemos amasar este tipo de masas.

Ponemos la masa en un bol que untaremos previamente con un poco de aceite de oliva, cubrimos con un paño limpio y dejamos reposar hasta que la masa doble su tamaño (varias horas, depende del amasado, de la temperatura ambiente, etc.).

Una vez que doble su tamaño, cogemos trozos de masa y hacemos bolas, a mí me salieron doce. Ponemos sobre papel de hornear en la bandeja del horno y dejamos reposar una hora aproximadamente, cubiertos con un paño limpio húmedo. Pasado este tiempo, los pintamos con huevo y en la parte superior le ponemos copos de avena y nuez.

Precalentamos el horno a 170 – 180 ºC, en la parte inferior pondremos otra bandeja de horno, una vez caliente añadiremos un vaso de agua para que genere vapor. A continuación introducimos la bandeja con los bollitos. Horneamos hasta que veamos que estén dorados y al golpearlos con el nudillo suene a hueco. Aproximadamente 25 – 30 minutos. Los sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Una vez fríos ya los podemos comer, recomiendo tostarlos un poco y comerlos con un poquito de margarina, o para acompañar una deliciosa tortilla de espinacas o de jamón.


Leer más...

jueves, 2 de febrero de 2017

Consejos para la Candidiasis



¿Sabías que tres de cada cuatro mujeres adultas han sufrido alguna vez candidiasis? Si la sufres con bastante frecuencia sigue los consejos que a continuación dejo. En la parte inferior podéis encontrar más información sobre esta infección.
Lo primero es que el médico confirme que se trata de candidiasis y que sigas el tratamiento indicado (generalmente serán antimicóticos orales tanto para ti como para tu pareja, óvulos vaginales y pomada).
Adicionalmente sigue las siguientes pautas:
Alimentación:
o   Elimina los hidratos de carbono refinados y los azúcares: quita de tu dieta el pan blanco y todos los productos de bollería, ya que llevan mucho azúcar.
o   Elimina las levaduras, y con ellas todos los tipos de panes que puedan llevar levadura, e incluso el queso demasiado curado.
o   Elimina la levadura de cerveza, aunque sea con fines terapéuticos.
o   Elimina las bebidas conseguidas con fermentación o levaduras, como la cerveza, todo tipo de vinos (blanco, tinto, rosado, cavas…) y la sidra. Las bebidas alcohólicas obtenidas por destilación debes reducirlas lo máximo posible, ya que aunque no están obtenidas por fermentación, no son buenas para las infecciones.
o   Toma yogur natural sin azúcares ni edulcorantes unos tres al día durante los brotes de candidiasis. Puedes hacer tu propio yogur natural como explico aquí: Yogurt Casero Sin Yogurtera que explico en publicaciones anteriores.
o   Toma Probióticos para regenerar la flora vaginal, puedes preguntar en la farmacia (algunos recomendados son: Aquilea Intimus, Hyltrin Pro).
o   Toma bebidas alcalinizantes como agua con limón, o pon en un litro de agua una cucharadita de bicarbonato, agítala y toma esta agua a lo largo del día.
o Toma infusiones de frutos rojos.
o Toma frutas rojas (cerezas, arándanos, moras, ciruelas…). Puedes hacerte batidos con yogur que están riquísimos.

    Otros cuidados:
· Usa braguitas 100% algodón en la medida de lo posible blanca para evitar los tintes.
·  Lava toallas y ropa interior en la lavadora con agua caliente (40ºC).
·  Evita el uso de suavizante, elimínalo o haz el tuyo propio: Suavizante Ecológico que explico en otra publicación anterior.
·  Plancha la ropa interior y toallas sin vapor.
· Evita el uso de ropa ajustada y materiales sintéticos.
· Evita la humedad, si vas a piscina o playa cambia enseguida tu ropa de baño por una seca.
· No laves tu zona íntima más de una vez al día, usa gel íntimo (Lactacid) y a diario, y durante los brotes añade un poco de bicarbonato. También puedes añadir unas gotitas de aceite de árbol del té al gel íntimo.
· Seca muy bien tu zona íntima (intenta secarla sin toallas, usa papel de cocina (que sea blanco) y con el secador para evitar frotar la zona y evitar dañar más la zona.
· Ten la zona íntima protegida, durante pequeñas molestias puedes usar pomadas que se usan para bebés como Nutracel.
·   Elimina el uso de salvaslip.
· Asegúrate de usar compresas y tampones adecuados (recomiendo Ausonia Sensitive y tampax Pearl). Hay tampones con pronósticos pero son muy caros y realmente no ayudan mucho. Prueba la copa menstrual.
· Si tienes varias recaídas pregunta a tu ginecólogo por Fisiolat (ayuda a equilibrar el pH).
Todos estos cuidados son para ayudar a eliminar tanto la infección como para prevenirla. Llévalos a cabo en la medida de lo posible de forma cotidiana o al menos si tienes que tomar antibióticos.
Si tienes dudas, déjame un comentario en la parte inferior y te responderé lo antes posible.
 Información sobre la candidiasis:
La candidiasis es una infección producida por el hongo Candida albicans que se encuentra siempre en nuestro organismo en pequeñas cantidades. Sin embargo, cuando ocurre un desequilibrio, por ejemplo, cambios en la acidez normal de la vagina o cambios en el equilibrio hormonal, la cándida puede multiplicarse. Cuando esto ocurre, aparecen los síntomas de la candidiasis genital.
Principales causas:
por estar tomando antibióticos para tratar otros tipos de infecciones. Los antibióticos cambian el equilibrio normal entre los microorganismos en la vagina al disminuir el número de bacterias protectoras.
otros factores que impliquen bajada de defensas (sistema inmunológico débil) como por ejemplo estar sometidos a un estrés prolongado
el embarazo y otras causas de cambios hormonales (por ejemplo la menstruación).
diabetes no controlada. Un alto contenido de azúcar en la sangre puede contribuir a la reproducción de los hongos.
Sus síntomas son:

  • Picazón (comezón) o ardor
  • Enrojecimiento e irritación de la vulva
  • Dolor
  • Secreción vaginal blanquecina aunque no siempre hay secreción
  • Los hombres pueden experimentar sarpullido con prurito o no tener síntomas


Leer más...

domingo, 15 de enero de 2017

Pescado al estilo Celiky

Últimamente me cuesta bastante comer pescado así que busco maneras alternativas de prepararlo y en esta ocasión me quedó muy rico. ¿Quién se anima a prepararlo?


Ingredientes:
  • Pescado tipo rosada (yo usé filetes de rosada, calamares y jibia...un popurrí que tenía congelado. Y con esto también aprovecho para desmentir el mito que el pescado congelado sabe mal, sabe mal cuando es pescado de mala calidad (como la panga, por favor, no consumáis ese pescado) o cuando durante la congelación se ha perdido la cadena de frío).
  • Champiñones
  • Almendras
  • Ajo
  • Perejil
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Limón
  • Cúrcuma
Elaboración:
En una fuente de horno ponemos un poquito de aceite de oliva y sobre éste el pesacado. Salpimentamos, le ponemos ajo y perejil picado y el zumo de medio limón. Ponemos al horno a 180-200°C.
Por otro lado, en una sartén ponemos otro poquito de aceite de oliva, en el que doraremos ajos y almendras (previamente pelamos los ajos y las almendras que picaremos para dejarlos muy finitos). Cuando empiecen a dorarse añadimos los champiñones (lavados y troceados). Agregamos el zumo de medio limón (si queremos también un poquito de vino blanco) un poco de cúrcuma y movemos bien. Cuando el champiñón esté tierno retiramos del fuego. 
Si vemos que el pescado ya casi está, es el momento de añadirle la guarnición de champiñón y almendras que hemos preparado y dejamos que se integren los sabores en el horno durante 5 - 10 min bajando la temperatura del horno a 160°C.
Ya tenemos esta delicia preparada para servir.

Leer más...

sábado, 31 de diciembre de 2016

Bye bye 2016


Con esta sonrisa despido el 2016, agradeciendo cada momento vivido, cada reto, cada decepción y cada momento de sufrimiento... Porque cada uno de esos momentos me han acercado más a conocerme, a entender quien soy, a respetar mis valores y creer y amar mi esencia...
Orgullosa de mi carácter, ese que me hace arremangarme para entregarme en cuerpo y en alma tanto en lo personal como en lo profesional...
Quizás a veces me sienta desubicada o incomprendida porque este mundo no esté preparado para la sinceridad o mi energía... Pero durante este año he aprendido que lo importante es ser uno mismo...porque si no lo eres te pierdes.
A todos aquellos que lo entienden y a los que no os agradezco vuestras enseñanzas de 2016...y os deseo lo mejor para este nuevo año... Que vuestra sonrisa os ilumine y e ilumine a quienes os rodean....pero que sea una sonrisa de las sinceras, de las que iluminan la mirada.

Leer más...

jueves, 29 de diciembre de 2016

... La Toalla...


Hoy me he encontrado con esta reflexión que escribí hace unos meses y se había quedado en el tintero:
“La toalla está a punto de tocar el suelo, quieres dejarla caer porque ni si quiera puedes tirarla, hasta para eso te faltan las fuerzas…


Te ha pasado, sí, y en más de una ocasión. Te sientes mal por estar así, pero al mismo tiempo esa sensación te atrapa y se convierte en una situación cómoda, monótona y previsible, sin altibajos. Esto se convierte en tu círculo vicioso, la pescadilla que se muerde la cola. Sabes que tienes que detener ese círculo, pero no quieres, sí lo harás, pero mejor mañana…
Comienzas a alejarte de los que te rodean, de tu esencia, y entras en un mundo en el que sólo hay vacío. Te miras al espejo, no reconoces ese reflejo y ni tan siquiera soportas verlo…

No tienes ningún problema real, pero toda la realidad es tu problema. Te sientes distante, diferente, triste y desdichado.
Hay una excusa perfecta para cada plan que surge, en estas ocasiones son las que mejor te vienen esas horas extra en el trabajo no remuneradas… te refugias en él para seguir huyendo de tu realidad. Ah, no, espera que ahora no estás trabajando, pero no importa, en casa hay siempre tanto qué hacer… Además, tienes un dolor horrible de cabeza, ¿o te dolía la espalda? Da igual, mejor otro día quedamos…

Así trascurren las semanas, llegan años y para ti puede que incluso años… Ese bajón, ese “no problema” ya sí es un problema real, en el que tú y sólo tú tienes la solución.
Párate, detente y si has dejado caer la toalla, recógela, mírate al espejo, admírate… sí haz justo lo contrario a lo que te apetece, lo contrario a lo que has estado haciendo tanto tiempo:

-          Deja de esconderte

-          Sé tú quien busque a los demás

-          Arréglate

-          Sonríe

-          Salta

-          Baila

-          Canta

-          Y sobre todo: ¡deja de lamentarte!

Coge la toalla y cuélgala en la percha más alta de la casa… o tírala al suelo pero para tomar el sol, para hacer abdominales o para echar una siesta absorbiendo la energía de la naturaleza.”

Leer más...

viernes, 2 de diciembre de 2016

Hamburguesa Vegetal: verduras, quinoa y avena

Parece que fue ayer y ya ha pasado un año desde que empecé esta aventura. Así que para celebrarlo os dejo esta deliciosa y sana receta.
 
Ingredientes:
  • 2 vasos de quinoa.
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 1 zanahoria
  • 1 berenjena pequeña
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de pan rallado o de avena
  • aceite de oliva
  • sal
 Elaboración:
Ponemos la quinoa en un recipiente con agua, la lavamos bien, la colamos con un colador fino, cambiamos  el agua de nuevo y volvemos a colarla.
En una olla, cocemos la quinoa, unos 15 minutos, poniendo el doble de agua con un poco de sal y una hoja de laurel. El tiempo puede variar, pero generalmente está cuando se consume todo el agua. Una vez cocida la colamos y reservamos.
Trituramos con la batidora la cebolla, el pimiento verde y la zanahoria.
En una sartén con aceite de oliva rehogamos los vegetales triturados hasta que estén hechos. A continuación agregamos la quinoa y cocinamos todo junto.
Aparte, en otra sartén con una fondo de aceite cocinamos la berenjena, que antes habremos pelado y cortado en círculos y estos en cuadraditos, la sazonamos con sal y ajo e polvo.
Cuando la berenjena esté cocinada la añadimos a la quinoa, unimos todo bien y dejamos hacer unos minutos.
Por ultimo le ponemos  las 2 cucharadas de pan rallado o avena, para que espese y tome cuerpo.
 
 Formamos las hamburguesas las colocamos sobre papel de horno.  Las horneamos a 180º C unos 15 minutos o hasta que estén doradas. También podemos hacerlas en una sartén a la plancha.
(Ah! Y se pueden congelar).
Yo las acompañé de rodajas de tomate y queso.

Leer más...

sábado, 12 de noviembre de 2016

Hojaldre con Setas

Temporada de este delicioso manjar... Temporada de setas...


Ingredientes:
  • 1 lamina de hojaldre (como en otras recetas ya os he comentado yo soy fan de la masa fresca del Lidl)
  • Setas
  • Ajos
  • Aceite de oliva
  • Vino blanco
  • Queso parmesano
  • Un poquito de nata
  • Sal, pimienta y orégano
Elaboración:
Lavamos muy bien las setas mientras escurren ponemos un poquito de aceite de oliva y añadimos ajos laminados. Una vez que los ajos estén empezando a dorarse añadimos las setas. Movemos de vez en cuando, pasados unos 5 minutos echamos un chorreoncito de vino blanco.
En un molde rectangular ponemos el papel que trae la masa para que luego podamos sacarla con facilidad. Sobre el papel colocamos la masa haciendo la forma del molde. Si sobresale mucho podemos cortar la parte sobrante con unas tijeras y la podemos aprovechar para hacer mini croissant por ejemplo.
Una vez que las setas estén tiernas y se haya consumido el vino, ponemos un poquito de nata y removemos. Pasados un par de minutos retiramos del fuego. Salpimentamos y movemos muy bien. A continuación, ponemos las setas sobre la masa de hojaldre, añadimos queso por encima y un poquito de orégano.
Horneamos a 200°C durante aproximadamente 15 minutos, el tiempo dependerá del horno.
Y así de fácil tenemos este delicioso plato:



Leer más...

domingo, 30 de octubre de 2016

ForEver

Sentimientos a flor de piel…
Reencuentro tras tantos años, compartiendo anécdotas, sonrisas, lágrimas y abrazos…
Sin duda un día mágico.
Caminamos a diario con el piloto automático, corriendo de un lado para otro, rutina y más rutina y así, día tras día nos olvidamos de lo más importante: quiénes somos y por qué somos así.
Muchas veces me pregunto por qué soy como soy o porqué me importan unas cosas o por qué otras no me causan interés. Al final llego a una conclusión, llego a mi infancia, y en ella a mis raíces.
Tuve la suerte de crecer en un sitio privilegiado, en contacto con la naturaleza, en pasar tardes jugando en la calle o salir corriendo de la escuela para sentarme en la alfombra de la casa del maestro a ver los dibujos…
Son muchos los recuerdos, buenos recuerdos, de la infancia que sin duda ayer se revivieron con intensidad.
Ayer fue un día mágico, esos que te marcan y se quedan en el recuerdo para siempre, esos momentos que hacen que el tiempo se detenga, como al mirar una foto…
Ayer gracias a un grupo organizador un sueño se cumplió, poder compartir esos momentos con mucha de esa gente que marcó tu infancia, que comparte tus raíces y que comparte ese amor por ese sitio privilegiado.
Se hizo posible conversaciones largas y profundas con viejos amigos que ahora vuelven a tu círculo, con otros con los que quizá nunca tuviste una conversación y ahora tienes la sensación de ser un amigo de toda la vida.
Se echó a mucha gente en falta pero todos y cada uno de ellos estaban presentes, en nuestros recuerdos, en nuestros pensamientos, en nuestros corazones y en cada una de las fotos recuperadas de los baúles de los recuerdos.
Momentos como estos son necesarios para recordarnos que todos y cada uno de nosotros formamos parte de algo muy grande, todos estamos interconectados con nuestras raíces como lo hacen los árboles a grandes distancias.
Recordemos quienes somos, recordemos a cada una persona que forma parte de nuestra vida y aprendamos a respetarnos, entendernos y ayudarnos. Porque si algo he aprendido en la vida es que al final todos nos necesitamos los unos a los otros… así que cuidemos nuestras raíces.
No pretendo que esto sea una gran reflexión solo quiero compartir con vosotros los sentimientos que me provocaron un día mágico como el de ayer en el que no faltó un detalle, porque en los detalles es donde se alimenta el amor y la felicidad se hace posible.

(Fotografía de @VisualesEnRama)
Leer más...

domingo, 18 de septiembre de 2016

Mis raíces y mi cielo

Como parte de la rutina bajo las ventanillas rápidamente para comenzar a olerte y sentir tu temperatura...
Camino entre tus calles para sentirte, verte y así relajarme...

Saboreo y disfruto de los manjares que me das...

Así, con frecuencia necesito volver a ti porque...
...Eres mis raíces y eres mi cielo...
Leer más...

martes, 6 de septiembre de 2016

El Momento

Necesitaba inspiración y ésta ha llegado a través de este cuaderno…su título su frase han hecho que quiera abrirla y plasmar en ella las miles de cosas que rondan en mi mente.
Hace poco alguien me comentó que había leído mi blog y me dio las gracias por las cosas que escribía, porque decía que le había ayudado y estaba convencida que podría ayudar a más gente. En ese momento mi corazón se estremeció y la emoción llegó hasta mis ojos. La verdad es que es algo con lo que siempre he soñado, poder ayudar a los demás, pero he de ser sincera, cuando escribo no siempre lo hago con esa intención. Lo hago en la mayoría de las ocasiones sin pensar dejando que mi mente se exprese…
Otro día otra persona me comentó que echaba de menos mis reflexiones y mi respuesta fue: necesito inspiración para escribir cosas alegres no quiero nada triste, necesito escribir sobre un momento especial…
Estuve pensando en mi respuesta y me di cuenta que las reflexiones no son positivas ni negativas, son pensamientos, vivencias… en definitiva simplemente reflexiones… ¿y qué momento es especial?
Nos pasamos la vida planificando y buscando el momento perfecto, el momento especial que marque el mejor día de nuestra vida. En muchas ocasiones ese “momento perfecto” no llega y en otras, cuando creemos estar ante él vemos que no está en nuestras manos conseguirlo.
Me paro y me detecto a hacer balance de mi vida, de esos momentos que han marcado mi ser, hago una lista mental y descubro que si no todos la mayoría han surgido de forma espontánea, sin preparación o planificación. No todos esos momentos necesariamente han sido alegres muchos de ellos se han encargado de mostrarme grandes enseñanzas y hacerme madurar. Sí, he de reconocer que muchos otros si ha habido algún hadita o duende que a contribuirlo a hacerlos aún más mágicos.
Ahora tengo una tarea por delante, considero que algo difícil, y es el recordarme esto cada día, olvidarme en la medida de lo posible de agendas, de planificación y de tanto control. Necesito dejarme llevar por la espontaneidad la mía y la de los demás… y en cada uno de esos momentos que surgen cada día, poner ilusión, porque cada uno de ellos es único e irrepetible.
 
Leer más...

miércoles, 17 de agosto de 2016

Tarta de Chocolate y Cerezas

Esta receta la debería clasificar como "muy golosa" así que perfecta para un día de esos que estemos ansiosos de algo dulce...

Ingredientes:
Para el bizcocho:

  • 300 g de harina
  • 200 g de azúcar
  • 350 ml de aceite de oliva
  • 3 huevos
  • 75 g de cacao en polvo
  • 12 g de levadura en polvo (preparado químico “royal”)
  • ½ cucharadita de canela molida



Para el relleno:

  • Mermelada de cereza


Para la cobertura

  • 200 g de chocolate postres
  • 200 g de mantequilla
  • 40 ml de leche


Para decorar:

  • Cerezas


Elaboración:
Batimos muy bien todos los ingredientes para elaborar el bizcocho. Lo ideal es batirlo en la batidora con las varillas. Ponemos en el molde de horno  aceite y luego un poco de harina para que podamos desmoldarlo bien.
Precalentamos el horno a 180ºC y horneamos, sabremos que el bizcocho está listo cuando al pincharlo con un palillo éste salga limpio. En mi caso tardó unos 45 mi pero este tiempo depende del horno, tipo de molde, etc.
Una vez que el bizcocho está frío lo dividimos en dos capas, la parte de abajo la ponemos directamente sobre el plato en el que lo vayamos a servir. En dicha parte ponemos la mermelada de cereza. Si queremos que esté más jugoso lo calaremos antes de ponerle la mermelada  (para calar ponemos un vaso de agua a calentar con 2-3 cucharadas soperas de azúcar, canela molida y un chorreoncito de lictor (el que más os guste, yo usé Disaronno y dejamos que hierva un minuto, a continuación con ayuda de una cuchara cubrimos la superficie del bizcocho que luego rellenaremos). A continuación, con cuidado ponemos la otra capa del bizcocho, lo cerramos.
Para la cobertura de chocolate: ponemos todos los ingredientes en un cazo a fuego bajo, removemos continuamente hasta que todo esté derretido y bien integrado. Dejamos enfriar un poco, pero no mucho para que no solidifique. Justo antes de usar lo volveremos a remover.
Con ayuda de una cuchara, vamos cubriendo el bizcocho, dejamos que solidifique sobre el bizcocho y volvemos a poner otra capa. Cuando la segunda capa esté casi solidificada ponemos las cerezas.

Y éste es el resultado, he de decir que la foto no hace justicia, con las prisas se me olvidó hacer la foto y ésta la rescaté de otro móvil… Pero os confirmo que el sabor es delicioso. Si os sobra la podéis congelar (de hecho, yo la probé tras haber estado congelada).






Leer más...

jueves, 11 de agosto de 2016

Gazpacho de Sandía



Estamos en tiempo de tomates y sandía, y estos dos ingredientes combinan a la perfección en esta receta tan refrescante.

Ingredientes:

  • 500 gramos de tomates (que tengan su buen color rojo)
  • 500 gramos de sandía (con la piel ya quitada)
  • medio pimiento verde
  • medio pepino
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de Aceite de Oliva
  • 1-2 cucharadas de vinagre (al gusto)
  • 2/3 de una cuchara pequeña de sal


Elaboración: 
Pelamos los tomates, el pepino, el ajo y junto al pimiento limpio lo ponemos todo en la batidora en trozos no muy grandes. Batimos muy bien.

Ahora preparamos la sandía que ya la tendremos sin piel. Le quitamos todas las pepitas que podamos y la cortamos en varios trozos. Añadimos la sandía a la batidora y el aceite. Batimos durante unos minutos hasta que esté todo bien fino.

Probamos y añadimos la sal y el vinagre al gusto. Volvemos a batir para que quede bien integrado.

Si queremos que nos quede aún más fino podemos pasarlo por un colador o chino.

Por último, lo metemos en la nevera y dejamos que enfríe al menos un par de horas para que se ponga bien fresquito. A la hora de servir podemos ponerle hielo si lo queremos aún más frío.

Es ideal para acompañar la comida,  tomar a media mañana o tarde.



Leer más...

lunes, 1 de agosto de 2016

Las Magdalenas Caseras de Mamá

Desde pequeña he hecho magdalenas con mi madre, bueno, mi misión abrir los moldes y ponerle azúcar con canela justo antes de meterlas al horno. Son las únicas magdalenas que me gustan realmente, las que ella prepara. Esta vez ha sido la primera que las he hecho yo, claro que bajo su supervisión. Mi madre suele hacerlas a menudo, para regalar a alguien que ha tenido algún problemilla de esos que nos hacen pararnos para respirar más hondo. Esa misma es la razón por lo que yo las hice, con el fin de intentar darle un poquito de fuerza a una persona que está en esos momentos.




Bueno, no me enrollo más y comparto la receta con vosotros.

INGREDIENTES:
  • 1 kg de huevos
  • 1 litro de aceite aromatizado*
  • 1 kg de azúcar
  • 1 kg de harina
  • la ralladura de un limón
  • el zumo de un limón
  • una cucharadita de bicarbonato
  • azúcar y canela

ELABORACIÓN:
Batimos los huevos (con batidora eléctrica o a mano, yo en esta ocasión usé un robot de estos de batir que compré en el LIDL y es estupendo para estas cositas). A continuación añadimos el aceite, sin dejar de batir, el azúcar poco a poco mientras seguimos batiendo y el resto de ingredientes. Continuamos batiendo, es fundamental que esté todo muy bien batido para que nos salgan esponjosas y crezcan bien. Sabremos que nuestra masa está lista cuando la propia masa empiece a burbujear. Como os comento, se puede batir a mano, pero muy enérgicamente.


Tendremos el horno precalentado a unos 200ºC.

Con ayuda de una cuchar vamos poniendo la masa en los moldes, los llenaremos un poquito más de la mitad, y colocamos en la bandeja del horno. Por encima espolvoreamos un poquito de azúcar mezclada con canela molida.

Ya tenemos listas nuestras magdalenas para ser horneadas, mantendremos unos minutos las magdalenas con el horno a 200ºC pero pasados unos minutos lo bajaremos a 180º. Tendremos las magdalenas listas cuando estén doraditas.



Así de fácil se hacen unas deliciosas magdalenas, qué, ¿os animáis a hacerlas?


Leer más...