viernes, 3 de febrero de 2017

Bollitos de Boniato

Las cantidades son para 10-12 bollitos aproximadamente. Estos bollitos son ideales para el desayuno o la merienda, están deliciosos hacedlos y me contáis.


Ingredientes:

  • 200 g de boniato o batata asada
  • 250 g de harina integral de espelta (se puede sustituir por harina normal)
  • 250 g de harina integral de trigo (se puede sustituir por harina normal)
  • 150 g de leche desnatada
  • 100 g de azúcar panela (se sustituir por miel, azúcar blanca, moreno…)
  • La ralladura de un limón
  • 2 huevos
  • 70 g de aceite de oliva
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de canela
  • 1 sobre de levadura de panadería seca
  • Un huevo para pintarlos
  • Copos de avena o nueces para adornarlos

Elaboración:

Lavamos y secamos el bonito. Si es muy grande lo rajaremos a lo largo, pinchamos con un cuchillo o tenedor por la zona de piel y envolveremos en papel de aluminio. Ponemos al horno a 180 – 200ºC hasta que esté tierno. Dejamos que se enfríe.

Una vez frío el boniato, le quitamos la piel, lo hacemos puré con ayuda de un tenedor.  Mezclamos con los huevos y el resto de ingredientes líquidos. Lo ideal es hacerlo con una batidora amasadora (yo uso la del Lidl, desde que me la compré la uso para todas las masas, tienen varios accesorios, uno de ellos específico para masas). Añadimos el azúcar, la ralladura de un limón, una pizca de sal y otra de canela. Mezclamos la levadura con la harina y vamos añadiendo poco a poco. Si no disponemos de amasadora ni panificadora lo haremos a mano hasta que todo esté bien integrado y amasamos un buen rato más. Si tienes duda de cómo se debe amasar en YouTube hay muchos videos que explican cómo debemos amasar este tipo de masas.

Ponemos la masa en un bol que untaremos previamente con un poco de aceite de oliva, cubrimos con un paño limpio y dejamos reposar hasta que la masa doble su tamaño (varias horas, depende del amasado, de la temperatura ambiente, etc.).

Una vez que doble su tamaño, cogemos trozos de masa y hacemos bolas, a mí me salieron doce. Ponemos sobre papel de hornear en la bandeja del horno y dejamos reposar una hora aproximadamente, cubiertos con un paño limpio húmedo. Pasado este tiempo, los pintamos con huevo y en la parte superior le ponemos copos de avena y nuez.

Precalentamos el horno a 170 – 180 ºC, en la parte inferior pondremos otra bandeja de horno, una vez caliente añadiremos un vaso de agua para que genere vapor. A continuación introducimos la bandeja con los bollitos. Horneamos hasta que veamos que estén dorados y al golpearlos con el nudillo suene a hueco. Aproximadamente 25 – 30 minutos. Los sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Una vez fríos ya los podemos comer, recomiendo tostarlos un poco y comerlos con un poquito de margarina, o para acompañar una deliciosa tortilla de espinacas o de jamón.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar aquí tu opinión sobre las entradas y sugerir temas que te interesaría para futuras publicaciones